Errores que puedes cometer al cuidar tu alimentación

Por Susan Bowerman, MS, RD, CSSD
Print
CUIDATUALIMENTACION

El establecimiento de hábitos alimenticios no siempre es sencillo. Si estás tratando de cuidar tu alimentación, lo básico es comer verduras, proteínas magras y granos integrales, pero cuando se trata de poner en práctica esos hábitos, algunos pueden convertirse en grandes errores.

 Avena preparada por las mañanas. Podrías estar consumiendo cerca de 150 calorías en una taza de avena (200g) y 250 calorías si añadiste un toque de miel y un poco de fruta fresca. Pero si compras harina de avena en alguna cafetería, ésta podría contener: azúcar morena, granola, nuez, mermelada y plátanos, llegando a las 500 cal. (lo que se obtiene con una hamburguesa y un refresco mediano).

Ensaladas en el almuerzo. Muchos restaurantes de ensaladas están sobrecargados de grasa. Pedir aderezo equivale a 75 calorías más por cucharada, por eso, siempre pídelo en un recipiente para controlar la cantidad. Presta atención a las proteínas, porque no siempre son bajas en grasas. Pollo a la parrilla está bien, pero si viene en "tiras crujientes" ¡ignóralo!
Evita el queso, tocino y otras carnes con alto contenido graso, tiras de tortilla fritas o fideos, crema agria y crotones que pueden disparar la cantidad de calorías.

Jugo a toda hora. Los jugos de frutas contienen más calorías, ya que una naranja entera de tamaño mediano sólo tiene alrededor de 60 calorías, pero lleva 4 naranjas llenar un vaso de 360 ml, equivalente a 240 calorías. Los jugos de verduras, a menudo añaden jugo de frutas y algunos jugos verdes embotellados tienen más de 350 calorías en 16 oz (500 ml), lo equivalente a 11 tazas (750 g) de col cruda.

Alimentos con gluten. Si los estás evitando, es importante que leas las etiquetas y revises las calorías. En muchos casos, el almidón de trigo es reemplazado por almidones refinados de arroz, maíz o papa. Algunos productos sin gluten tienen mucha grasa y azúcar, para mejorar el sabor o la textura. Una mejor estrategia es reemplazar los granos que contienen gluten (trigo, cebada, centeno, kamut, espelta) con granos enteros saludables como la quinoa o mijo.

Comer demasiado después de hacer ejercicio. Muchas personas sobreestiman la cantidad de calorías que se queman durante una sesión de ejercicio, y luego comen en exceso por pensar que se han quemado calorías extra. Por ejemplo, tendrías que ir en bicicleta durante 20 minutos para quemar las calorías de dos galletas pequeñas.

Así que a la hora de cuidar tu alimentación, sigue estas recomendaciones y llega a tu objetivo más rápido.

Herbalife es orgulloso miembro de la Asociación de Ventas Directas (DSA). Code of Ethics Los productos Herbalife no tienen como propósito el prevenir, aliviar, tratar, o curar enfermedades, trastornos o estados fisiológicos. Herbalife recomienda consultar a tu médico antes de consumir cualquier producto Herbalife. Estos productos no son medicamentos. Aliméntate sanamente. Salud es belleza


es-MX | 24/04/2018 07:39:33 p.m. | NAMP2HLASPX02